Boca Unidos volvió a festejar de local y tomó aire en los promedios

Boca Unidos volvió a festejar de local y tomó aire en los promedios

- in Deportes, Provinciales
69
0

El Aurirrojo retomó la senda del triunfo, al vencer en Corrientes 2-1 a Villa Dálmine. El “Malevo” Ferreyra y Gonzalo Ríos convirtieron los goles del conjunto correntino, mientras que Ezequiel Cérica marcó el descuento para el Violeta de Campana.

n  Tres puntos claves y necesarios consiguió embolsar anoche Boca Unidos, que volvió a la senda del triunfo en condición de local, al vencer a Villa Dálmine 2-1.
El partido, correspondiente a la cuadragésima tercera fecha del campeonato de la Primera B Nacional, tuvo un desarrollo discreto en la primera mitad, para mejorar en el complemento no por el juego en sí, sino más bien por los goles y la emotividad que tuvo hasta el pitazo final del árbitro.
Lo mejor del local se vio cuando triangularon por izquierda Miño y Ferreyra, mientras que la visita preocupó con la incursión de sus delanteros: Burzio y Cérica.
La acción más clara para convertir la tuvo el equipo de la ribera, luego del primer cuarto de hora. Ríos dejó pasar una pelota que le quedó a Miño, quien entró al área, aunque su remate de derecha fue demasiado frontal, y el arquero Castellano que salió a achicar el ángulo pudo tapar.
Cinco minutos más tarde, y tras un despeje corto, Ríos sacó un zurdazo pisando el área grande, perdiéndose el fortísimo remate muy cerca del ángulo superior derecho del arco visitante.
En el complemento, Boca Unidos salió desde los vestuarios un tanto impreciso y dubitativo, y fue la visita el que estuvo a punto de anotar. Tras un saque largo del arquero, la pelota sobró a Sánchez Paredes, que cabeceó sin querer hacia atrás, la pelota fue tomada por Burzio, quien habilitó a Cérica, que sacó un envío que se fue arriba del travesaño.
Tras un error del arquero rival, el local llegó imprevistamente a la apertura del marcador. Ferreyra ejecutó un tiro libre desde la banda derecha, a unos 40 metros en diagonal hacia el arco. El envío en forma de centro largo con mucho efecto sorprendió a Castellano, a quien se le escapó la pelota, y en su afán por recuperarla terminó empujándola hacia su propio arco.
Reaccionó inmediatamente el Violeta, luciéndose el arquero Ojeda en un par de atajadas fundamentales. La más complicada, un remate de Burzio “de puntín” que sacó por arriba del travesaño.
Cuando parecía que Boca Unidos empezaba a sufrir, llegó el alivio. Ríos metió un taco en el área para Miño, quien se sacó un rival de encima y lanzó un centro bajo que el delantero chaqueño “barrió” para empujar la pelota al fondo del arco, poniendo el 2-0.
Villa Dálmine volvió a arremeter, y al minuto logró descontar, cuando un centro de Burzio fue conectado en el primer palo por Cérica, para ponerle suspenso al resultado.
Por obligación, cambiaron los roles. Villa Dálmine se calzó el traje de protagonista y Boca Unidos buscó aguantar y aprovechar alguna réplica. Lo tuvo Miño, que sacó un zurdazo de media distancia que Castellano envió al tiro de esquina, y enseguida, un contraataque de cabezazo por el ingresado Herrera, con superioridad numérica, no fue eficaz, ya que el rosarino definió al primer palo, encontrando la oposición del arquero.
Del otro lado, Ojeda tuvo que responder ante un tiro desde afuera del área de Mazzochi, y tras el rebote, la pelota le quedó a Burzio, quien remató desde un ángulo cerrado, salvando Ricardone de cabeza.
Cerca del final, y otra vez en superioridad, Boca Unidos estuvo cerca de sentenciar el pleito, pero el centro de Herrera no pudo ser conectado por ningún compañero.
La última la tuvo Villa Dálmine, con un tiro libre en las puertas del área que ejecutó Formica, tapando Ojeda en dos tiempos para asegurar la vuelta al triunfo del Aurirrojo, que ahora respira más aliviado.

Facebook Comments

You may also like

Boca Unidos festejó su 90 Aniversario

En una jornada esplendida de donde se la