Buscan aclarar las circunstancias de muerte del asesino de López

Buscan aclarar las circunstancias de muerte del asesino de López

- in Locales, Policiales
182
0
El sábado familiares de López marcharon pidiendo justicia

Un juez esquinense pidió que se remita el expediente de la investigacion de la muerte de Gustavo Alegre, supuesto sicario, hallado muerto.

El Juzgado de Instrucción de Esquina solicitó informes al Poder Judicial de Santa Fe respecto a la investigación por el fallecimiento de Gustavo Alegre, sindicado como el asesino de Ramón López, y que luego apareció muerto en una zona rural de la localidad santafesina de Alvear.

La solicitud del juzgado apunta a robustecer el cúmulo probatorio de la causa por el homicidio de López, por el que está detenida su concubina, Vanesa Galván, sospechada de haber pagado a Gustavo Alegre para que lo asesine.

El punto a probar es la causa de muerte del hombre, cuyo cadáver fue hallado el 11 de agosto de 2016. “Está claro que Alegre falleció, pero aún se deben agregar al expediente algunos documentos, aunque su pareja declaró y ratificó que el hombre murió. Lo mismo dijeron los responsables de la empresa de caudales en la que trabajaba”.

Los empleadores habrían aportado el detalle de que Alegre había estado de licencia en los días en que ocurrió el homicidio y que era su cadáver el que hallaron con un tiro en la cabeza al costado de un camino en el área suburbana de Rosario.

Otra de las pruebas que fueron adjuntadas al expediente en Esquina es la autopsia realizada al cuerpo de Alegre. Esta copia certificada tendría suficiente peso como para ser considerada prueba válida de su fallecimiento, según consideran los funcionarios que intervienen en la causa judicial.

Estas pruebas fueron recibidas después que los familiares de Ramón López solicitaron que el juzgado pida el acta de defunción del supuesto sicario.

ARMA PERDIDA

El asesinato de Ramón López ocurrió a la medianoche del 4 de agosto de 2004, cuando le dispararon nueve balas de 9 milímetros por la espalda. Tras un año del crimen, aún tratan de encontrar el arma homicida.

La hipótesis es que el arma fue encontrada en Santa Fe en el marco de las averiguaciones por la muerte del supuesto asesino.

“Lo que está claro es que el cuerpo de Alegre apareció, pero existen cuestiones que aún no están claras, como por ejemplo, si su muerte fue un homicidio o un suicidio. Por ello se pide que se envíen todas esas actuaciones desde Rosario”, explicaron a Actualidad Esquina fuentes que intervienen en el caso.

Remarcan además que “las pruebas de la causa que se tramita en Rosario puede ser de mucha utilidad para aclarar los hechos que derivaron en el crimen de López”.

UNA DOBLE RELACIÓN

Fuentes judiciales aseguraron que Gustavo Alegre, sindicado como el asesino de Ramón López, era oriundo de Esquina, pero hacía 14 años que vivía en Rosario, donde trabajaba como custodio de una empresa de caudales.

En esa ciudad viven sus dos hijos, de diferentes madres.

Pese a estar en pareja continuaba su relación de amistad con Vanesa Galván, con quien había tenido una relación sentimental cuando eran adolescentes. Galván, por su parte, vivía en Esquina y estaba en concubinato con Ramón López. Tenía conversaciones periódicamente con Alegre vía whatsapp, y fue por este medio por el que le habría ofrecido $5.000 para que asesine a López, según habría declarado la mujer cuando fue detenida.

“La pareja de Alegre declaró que sabía de la relación entre su concubino y Galván”, pero ella desconocía que había viajado a la provincia de Corrientes.

La última vez que lo vio vivo fue el 31 de julio de 2016, cuando cerca de las 20 había salido en su moto a realizar unas diligencias.

PERFIDIA

El homicidio de Ramón López pudo haber sido un crimen por encargo.

La sospecha es que Vanesa Galván le pidió a Gustavo Alegre que lo asesine porque ella mantenía una relación con otro hombre, L.A., quien también había sido vinculado al caso pero que quedó desvinculado por falta de mérito. Por el favor le abonaría una suma de dinero que carecía en ese momento.

Las cámaras de seguridad de los cajeros automáticos de la ciudad y algunos testigos revelaron que en esos días la mujer solicitó préstamos de dinero a entidades financieras, pero no está probado el pago por el crimen.

CONTEXTO

El 4 de agosto de 2016, promediando la medianoche, Ramón López descendió de un colectivo del que regresaba de su trabajo, junto con un compañero. Descendieron en el barrio La Providencia y caminaron tres cuadras. Cuando López estaba cerca de su vivienda, un motociclista lo interceptó y le disparó nueve veces por la espalda. Su compañero escuchó las detonaciones y volvió. Su concubina, Vanesa Galván, lo vio ensangrentado en el suelo. Una ambulancia lo llevó al Hospital “San Roque”, donde murió minutos después.

“El juez actuó presionado”

El abogado defensor de Vanesa Galván sostuvo que “es una injusticia lo que se hizo con esta chica”. El letrado Víctor Patti dijo a Actualidad Esquina que “no hay pruebas ni indicios de que la señora Galván instigó de alguna manera a un tal Gustavo Alegre”, y aseguró que “el juez de instrucción (Gustavo Vallejos) actuó presionado por la prensa”.

Agregó que desde su punto de vista, la acusada por el crimen de Ramón López “será absuelta”.

Facebook Comments

You may also like

Acto y desfile por el 167º Aniversario del Fallecimiento del Gral. San Martín

En el marco de las actividades llevadas a