Despedida al Profe

Despedida al Profe

- in Artículos, Cultura, Educación
222
0
Prof. Josè A. Moreyra: Para Actualidad esquina

Describirlo al Prof. Raùl Hèctor Barrios, no  es tarea fàcil pese a haber sido su alumno, colega y amigo con el paso del tiempo. Y digo esto pues se lo ha conocido demasiado y cada uno tiene una visiòn y una que otra anècdota con èl. Un hombre muy querido y reconocido, como pocos.

 Poseedor de una personalidad recia pero no por ello, alejada de lo sensible y humano. Un profesor desacostumbrado en su accionar para la època que le tocò llegar a Esquina y que provocò grandes cambios.

 Obtuvo su título de Prof. en Historia en el Instituto Superior Antonio Ruiz de Montoya en Posadas, Misiones. Fue Auxiliar administrativo, técnico y parlamentario de la Honorable `Cámara de Representantes de esa provincia, Encargado  de la dirección del diario de Sesiones de la misma cámara, miembro fundador del (C.E.H.A. L) Centro de estudios de la Historia Argentina y Letras de Misiones.
Ya en Esquina, fue Profesor, Vice-rector y Rector en la Escuela Normal Ferreira de Esquina. Primer Pte y fundador de la Asoc. de Prof. Diplomados en Historia de Esquina.  Director del periòdo de la Juventud peronista Tetaguà Sapucay y autor de cinco libros: La ciencias Sociales en la Escuela primaria, Ciudades y Pueblos de Corrientes, Vida y Obra de Juan Filomeno Velazco, Comprensiòn de textos, monografìas y mètodos y tècnicas. Pero esto es apenas parte de su CV. Lo de èl y su accionar fue mucho màs complejo.
Fue el primer Profesor revisionista y debiò enfrentar a estructuras estancadas en el tiempo, cosa casi entendible en un ambiente pueblerino, màs si estaban sostenidas por la historia oficial, lo que no le trajo  muchas alegrìas y sì sinsabores.
 Poco a poco se fue ganando el cariño y la confianza de sus alumnos, carismàtico por excelencia, no le costò mucho, fue un verdadero lìder. Un peligrosa mezcla para la època si ademàs, era una persona inteligente. Fue un hombre poco afecto a los halagos y reuniones que no fueran de trabajo, en lo social solo lo sacò de sus cavilaciones, el amor por San Martìn, club del que fue Presidente.
Yo, como tantas generaciones le debemos la formaciòn y el amor en la bùsqueda de los hechos històricos en los entonces libros casi herèticos de Josè Marìa Rosa.
Fue un visionario, un intelectual adelantado para su tiempo. Pocos sabían como èl sobre acciones vinculadas a la política. Ese mundo , no supo, no entendió o no quiso darle el espacio que se merecía por capacidad y conocimiento, siendo sin embargo, fuente de consulta sin importar la ideología.
Lo que fue el profe lo reflejan hoy las redes sociales, desde distintos puntos del paìs y del mundo. Va a pasar mucho tiempo para que ingrese a las aulas otro docente con la impronta del profesor Barrios.
Su retrato iba a ser colocado en el salòn de actos el 17 de septiembre, dìa del profesor, nos ganò de mano el destino aunque los que estábamos en ese proyecto sabemos que contundentemente ni nos hubiese dado su foto. Él era asì,
Ese espacio Raúl se lo tiene ganado por ser Rector y a la brevedad, concretaremos el proyecto.
 Tampoco estuvo y envió su esposa a  recibir el presente institucional cuando se jubiló. Se lo entregué yo, a María Eva y me dijo cuando la abrazaba, vos ya sabes como es él.
Sus vínculos estaban reducidos a sus libros, su radio, su entorno familar y amistoso. No por nada. Ese su mundo era confortable, y repito, èl era asì. Las anécdotas las pueden comentar los que quieran al pie.
Mañana va a pasar su féretro por la escuela, para los que quieran despedirlo a nuestro querido profesor.
Hasta siempre Raúl.

Facebook Comments

You may also like

Este lunes se celebra el día del empleado de comercio

Este lunes no habrá actividad en muchos comercios