¿ Fueron estos los motivos que llevaron a Hugo a la Intendencia ?

¿ Fueron estos los motivos que llevaron a Hugo a la Intendencia ?

- in Artículos
289
0

Prof. José A. Moreyra para Actualidad esquina

Es muy raro, o generalmente no sucede muy a menudo que las “dirigencias” escuchen, o representen lo que el pueblo quiere. Esta es una larga lista con ejemplos a mencionar en el devenir de la historia. Pero no es el momento de hacerlo ahora. No obstante ello, resulta más difícil aún saber, o interpretar porqué ganó tal o cual candidato a aquellos que pretendemos escribir al respecto. De allí mi agradecimiento por la colaboración y ayuda a la gente ante las consultas. Gracias por las repercusiones, lo mío es reinterpretar e insertar  lo que  parte de la población cree, y obviamente respetar el decoro de los “actores en cuestión”, ya que de existir cuestionamientos, es resorte exclusivo de la justicia. Pero el mérito mayor, es de aquellos cientos que me ayudan con sus ideas. Gracias.

Coincido en el gusto con un colega docente en la certeza de los refranes milenarios, me envió tres y dan pie para el inicio. “Mejor malo conocido que bueno por conocer”, La codicia es mala consejera” “tanto va el cántaro a la fuente, que al final se rompe:” Elija.

“A Hugo no lo quiere nadie” esa frase se repetía a cada vuelta de la esquina, “el centro no lo va a votar” “Esquina es esencialmente radical.” “No es fácil gobernar el municipio” “No es para cualquiera”. “Nosotros sabemos hacer”.  Estas ideas que se pretendieron instalar, pueden que no sean ciertas, falsas profecías, o los votantes tuvieron otro poder de percepción muy diferente a lo que entienden los candidatos. Sucedió todo lo contrario a lo que antes se escuchaba. Hugo es hoy, el intendente instituido, y no lo votaron precisamente extraterrestres.

Disímiles son las respuestas, todas muy criteriosas y   sin tener un orden o selección de las mismas, a mi entender,  hay una sola gran respuesta que la vimos con algunos amigos analistas  de asados y/o tiempos de ocio de diversa índole. Hugo estuvo donde tenía que estar en el momento justo y supo hacer lo que a nadie se le hubiese ocurrido ateniéndose al concepto estricto de “compañero.” Logró una unidad en base a una gran ductilidad para el convencimiento de la necesidad juntarse” y que era el momento. Un ahora o nunca.

Pero además, supo desprenderse de las viejas “rémoras” del justicialismo que siempre desde sus individualidades a último momento se iban con cualquiera sin importarles el movimiento. Se desprendió a tiempo de lo que llamamos   con amigos, “la máquina de impedir”, esa vieja estructura peronista que siempre frenaba o no permitía la llegada al poder. Fue un golpe audaz, ya que podía fracasar por las habilidades de los excluidos mencionados que miraron ahora con “la ñata contra el vidrio.  Curiosamente,  su no intrusión, y apoyos parciales de alguno de ellos,  determinó en gran medida su atomización y por ende creo, van a su extinción a la brevedad  por una cuestión de años. Una verdadera pena pues estos “gerontes” bien podrían haber constituido “un consejo de ancianos” vital para estos tiempos críticos heredados por Benítez. Pero han sido superados por la evolución de estas épocas.  Más adelante,  veremos si el resultado es positivo o negativo, por ahora el partido va 1 a 0 a favor del actual intendente. “No tuvo temor a aquello “que el peronismo en sus peleas, se reproducía”.

Supo acercar a sectores díscolos del justicialismo, que recién empiezan y cedió criteriosamente espacios para que se desarrollen profesionalmente en toda la potencialidad que poseen, por la periferia. La interna fue fundamental, y los “vencidos” en ella se sumaron. Quizás en busca no solo de llegar, sino de acabar con el mito que “Esquina es radical” sino, no hubiesen existido Velazco, Castillo, Hansen padre, Cativa Tolosa, Antonia Aloy, Morel, Blanca Balestra etc.

Apostó a nuclear lo “local” allí creo reside su mayor acierto, habló desde lo local, en contraposición al remanido eje “municipio-provincia-nación. Movilizó sus punteros, trabajó con astucia la agresiva campaña de ECO  (debilidad central según opiniones de la nota anterior) y jugo a “Cenicienta” dejando que la gente en lugar de ver “al malo de la película” se encuentre contrariamente con un candidato vilipendiado y por ende, víctima de ataques de todo tipo desde dos radios oficalistas.

Mucha gente contestó sobre lo realizado mal por  ECO que ya fue analizado en nota anterior y sin dudas que influencias hubo.

El actual intendente, no es un líder, aunque puede llegar a serlo debido a su gran “carisma” aspecto que solo con otro colega de la TV visualizamos. Eso claro, puede llegar a ser, si no comete los mismos errores que son  propios de  los efluvios del poder. Su apertura “desperonizada” en cuanto a personas, no a conceptos, lo acercó más a un “encantador de serpientes” (en el buen sentido de la palabra) e hizo además,  que logre el concurso de los sectores humildes y de otros que no lo “digerían personal, ni políticamente”. Pero claro…esos sectores descreídos eran émulos de peregrinos en el desierto (metafóricamente   hablando) que volvían hastiados del agravio, sumisión, menosprecio,  olvido y de allí a “agarrar yarará por la cola” hay un solo paso. Reacciones propias de aquellos que miran desde su decepción, donde puede estar ubicada lo único que les queda: “la esperanza”.

 En concreto, era el mal menor pero veían también la necesidad de  un cambio y “hacer tronar el escarmiento” en aquellos que desde el poder, quisieron emular a Ícaro acercándose en su vuelo, al sol.  Esto último, lo afirman aquellos (numerosos) que no le conceden méritos propios a Benítez en la victoria. Que ganó por errores ajenos. Un adversario circunstancial supo decirle al recibirlo…”vos no ganaste, yo perdí”, de allí  la instalación de esa idea repetida en muchas respuestas que he recibido.

Personalmente creo, no es así. Lo concreto, e incuestionable es que hizo un giro o mejor dicho, realizó  un re-direccionamiento de un movimiento político, no partidario, o no sobresaliendo uno de otros. Fundamental, no desde la oferta de cargos, sí ofreciendo una esperanza de cambio. Y otro aspecto no tenido en cuenta por el periodismo local, el deseo que manifestaba en “campaña“ de respetar al que trabaja y que justifiquen o lo hagan, aquellos que durante años, solo percibían sus haberes sin ir,  u otros beneficios.

La suerte, también jugó a su favor un poco, ya que muchos sectores, por citar uno, en el PRO, muy buenos candidatos, no vieron la necesidad de apostar a cambios pues siguieron creyendo en las bondades de la estructura. De allí que se rescate la figura de Bechini quien sí, supo tener lo que hay tener…visión de futuro.  Quedaron así, prisioneros de esquemas casi perimidos pese a ser seguidores de un gobierno nacional, que curiosamente apuesta al cambio y no cree en el aparato.

Hugo “Descamporizó” e incorporó a la juventud que caminó todos los barrios y secciones. Denodadamente. Se des-kirchnerizò en una mimetización asombrosa (no olvidemos que juró como Concejal por Néstor y Cristina) y empleó la frase “si llego voy a gobernar para todos los esquinenses sin distinciones”. Eso demuestra un gran poder de “adaptabilidad” en estos tiempos de política volátil y cambiante. En los reportajes siempre deslizó su deseo de “hacer las cosas bien” en una respuesta solapada e inteligente a aquellos que cuestionaban su pasado. La reivindicación cree, es posible. Que lo logre, eso lo dirá la historia.

Hubo una minimización en su capacidad de gestión, demostrada en el otorgamiento de ANSES (pensiones, asignaciones, mono tributo social) que más allá que algunos la cuestionaban por “asistencialismo” no vieron el reconocimiento y agradecimiento de la gente beneficiada. Que haya estado bien o mal, es tema de otra nota. La caminata y el trabajo de hormiga por años, sirve… pues apostar a la cuestión social puede ser mal visto desde los sectores sin necesidades, no así por parte de los desposeídos. Estuvo en todo cumpleaños, bautismo, casamiento o reunión existente. Y no fue una postura pro-electoralista, lo hizo siempre y eso fue reconocido. En síntesis, la militancia ininterrumpida, en todos los sectores. Eso quedó demostrado en la ovación por varios minutos que se produjo por parte del público presente en su asunción ( no solamente sus seguidores) y he visto a muchas personas entre sollozos de emoción repetir…bien Hugo…al fin está sentado donde debía estar”. Creer, después de todo esto, que es porque el nuevo intendente se volvió “rubio y de ojos azules” de golpe y porrazo, sería una torpeza similar a aseverar que cualquiera de nosotros es Superman. Algo había para llegar allí y esto es solo un esbozo de aproximación ya que tampoco creo, en los golpes de suerte únicamente.

Es vital la buena elección del candidato a Vice, Oviedo una persona conocedora del ámbito municipal,  ecuánime, sensible, equilibrada, austera y de perfil mediático acorde a las necesidades de la gente que busca, pocas palabras y cosas concretas. Sin agravios ni improperios.  En la persona de Carlitos, se resume todo eso. Y acertó de nuevo.

Su adecuación a los tiempos, al menos en lo que quiere la gente es muy importante. En un país con grietas, Hugo dejó de lado sus viejas diatribas de otras campañas con acusaciones similares a las que ahora recibió. En otras palabras aprendió de lo pasado.  Por sobre todo, entendió al electorado. Y eso, no es poca cosa. Su accionar, dirá si es una  pose temporaria, o va camino a mayores cosas.

Facebook Comments

You may also like

Novedad: Bajá la app de Actualidad Esquina a tu celular

¡Rediseñamos la aplicación! Accedé a las noticias más