La Tilinguería dominante

La Tilinguería dominante

- in Artículos
138
0
Al Pueblo se le miente con su verdad: La ignorancia (Jorge Servioli – escritor chaqueño)

 Por José A. Moreyra

¿Queda bien que alguien utilice expresiones que acordes a su leal entender no afectan o lesionan el pensamiento de los demás teniendo en cuenta que hay discriminación y una exagerada sobrevaloración de sus conceptos particulares o de clase? Está bien, ya que hay un derecho a expresarse por más que lo dicho sea, o pueda, ser considerado por otros, un agravio, o aunque no sea más que   un  acto de tilinguerìa.  Pero lo más llamativo es que una acción de esta naturaleza por parte de una médica de Nordelta pueda desatar una andanada de situaciones similares o mayores en cuanto al grado real de importancia.

En concreto, y el tema no es simple,  pues es como dicen ahora “es tendencia”  o “viral” un audio de WhatApp de cinco minutos hace que tengamos que recurrir a Gramsci para lo que llama “crisis de autoridad”. O lo que es peor, darle la razón a Umberto Eco cuando afirmó en 2015  en el diario Stampa “Las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas que primero hablaban sólo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad. Ellos eran silenciados rápidamente y ahora tienen el mismo derecho a hablar que un premio Nobel” Solo él podía decirlo sin que los misiles verbales similares a los de Corea del Norte, puedan destruir a cualquier otro que osara sostener tamaña aseveración.

La cuestión pasaba por ser “rocha cumbiera” seguidora de los wachiturros o “cheta” de clase media alta donde no ingresa nada más que la gente como uno, ¿Viste? Pero más allá de las disímiles apreciaciones que se puedan hacer o surgir, lo preocupante no es el hecho de la  mujer en cuestión. Inquieta eso sí, que ante problemas mayores a nivel país, este sea el más importante y por el estoy tratando de hilvanar una nota. Que nos detengamos en esto, raya en el absurdo.  No puede realizarse una movilización de miles de personas en repudio sosteniendo la “argentinidad al palo” defendiendo al mate, la reposera, el perro  y la Bristol reivindicando (sin querer) al vilipendiado Gustavo Cordera, autor del tema.

Una discusión que dividió al país nuevamente, al menos de manera virtual, en la Argentina grasa que matea y la de los country con gente “bien”. Twitter, Memes,  WhatsApp, Facebook, Instagram, diarios, revistas, programas de radio y TV, temas musicales, marchas de protestas, un exgobernador, famosos de todo tipo profundizaron en broma y en serio, la grieta social. Un Cyberbullyng  masivo dijera Héctor Gambini  hacia la desaprensiva oral del Nordelta hasta el absurdo de caer también,  en la tilinguerìa, aclarando que esta no responde solo a una clase social, es más bien una actitud individual, o grupal. Pobre Jauretche quien decía… El racismo es otra forma frecuente de la tilinguería”, aunque esta ahora, se difunda virtualmente.

Jorge Zonzini que  de tonto no tienen nada, luego de todo este aquelarre manifestó que quiso al difundir el video, ver una reacción del enfrentamiento “de clases” aunque algunos desmesurados atribuían la culpa a Macri hablando de segregación, otros denostaban el pasado K de la fugaz cheta famosa y los más exagerados que todo esto sirvió para la inclusión. Independientemente de las consideraciones y reacciones múltiples.

¿Es  bueno y/o necesario que todo un país viva pendiente de esto casi por más de una semana?

Facebook Comments

You may also like

¿Cuándo serán las vacaciones de invierno en el 2018?

El Ministerio de Educación acordó con varias provincias